¿A dónde se va Dios cuando llueve?

¿Alguna vez te has preguntado a dónde se va Dios cuando tienes un problema?

¿En dónde se esconden Su amor y Sus promesas cuando se desatan tempestades en nuestras vidas?

El Señor está contigo, te han dicho muchas veces.

Él no te abandonará, lo afirman con seguridad.

Pero, levantas tus ojos y no ves Su luz.

Solo hay nubes grises, relámpagos y mucha lluvia.

Solo ves malas noticias.

¿A dónde se va Dios cuando más lo necesitamos?

En la película Incondicional (2011), se habla de una pequeña ave llamada Pájaro de Fuego que amaba los días de sol como nosotros. Aquellas ocasiones perfectas para volar y cumplir metas.

De vez en cuando, la lluvia venía y Pájaro de Fuego se quejaba con su mamá:

“¿Por qué Dios les da a las tormentas
el poder de llevarse el sol?”

¿Te suena familiar eso?

Tú y yo lo hemos preguntado también.

Hay momentos tan llenos de luz, alegría y felicidad. 

Todo es justo como debe ser y, de repente, el clima cambia y enfrentamos tristeza, desesperanza, mucho dolor.

Por eso, cada vez que la lluvia venía, Pájaro de Fuego se quejaba como lo hacemos nosotros.

Hasta que un día, una gran tormenta se desató en el valle y su madre le dijo:

“El sol está allí esperando por ti, solo tienes que verlo por ti mismo”.

¡Pájaro de Fuego estaba asustado! Todavía no sabía usar muy bien sus alas.

Aun así, voló para encontrar respuestas pero solo hallaba relámpagos y un viento feroz.

Estaba a punto de regresarse cuando sucedió:

Atravesó las nubes y allí estaba, más hermoso que nunca. En ese momento entendió con claridad:

Ninguna tormenta
se puede llevar el sol
”.

¡Es verdad!

Quizás en este momento, nubes grises y fuertes tempestades es todo lo que puedes ver, pero, ten esta certeza: más allá de esas nubes está el constante brillo de Dios. Siempre presente. Inconmovible. La tormenta no te lo puede robar.

Es probable que el peso de esta gran tribulación no te lo deje ver con claridad, pero ahí está. Dios no te ha abandonado. Nada te ha quitado el brillo de Su amor.


Atraviesa las nubes con las alas de tu Fe y allí lo verás. Más hermoso que nunca.

Entonces, entenderás como Pájaro de Fuego que ningún problema se puede llevar a Dios.

 “La tormenta pasará.
Dios permanecerá.

Tú permanecerás en Él”.

Louie Giglio

bird-kathmandu


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s