Me levantará otra vez

¿Estancado en tu situación actual?

¿Qué te parece mostrar una gran fe a pesar de eso?

Justo de esto se trata la canción “Sky Spills Over” (El cielo se desborda) del intérprete y compositor Michael W. Smith.

maxresdefaultSu letra nos lleva a un valle de huesos secos con Ezequiel, profeta y hombre de Dios (Ezequiel 37). Allí vamos a presenciar un acto prodigioso.

Primero, Dios le pregunta a Ezequiel si cree que esos huesos secos pueden vivir otra vez.

El profeta entra en pánico porque no tiene ni idea. Así que responde: “Oh Señor, Tú sabes” (traducción: yo no).

Entonces, el Señor hace algo increíble: le permite a Ezequiel ser parte del milagro que se ha propuesto hacer, traer esos huesos a la vida de nuevo. Dios le ordena a este hombre que les profetice de acuerdo con su voluntad.

La canción “Sky Spills Over” habla desde la perspectiva de los huesos. Te anima a ponerte en su lugar un minuto.

Esos huesos secos han estado abandonados en el valle por muchísimo tiempo, sin esperanza; estancados en una tierra infértil donde nadie se preocupa por ellos y, en realidad, nadie debería.

Luego, Dios le dice a un hombre que a Él le importan y que los quiere de vuelta. Los huesos le creen cuando dice que vivirán, así que pacientemente esperan el cumplimiento de Sus palabras aunque no entienden cómo pudiera suceder.

En ese punto, Michael W. Smith canta así:

Podré ser solo huesos secos
desprovistos de tendones y piel
pero el viento de Su Espíritu
me levantará otra vez

Ellos no están negando el lugar en que están ahora mismo, pero muestran Fe a pesar de su situación. Es como si los huesos dijeran: “sabemos dónde nos encontramos, pero Su Espíritu está en camino. ¡Viviremos! Ya lo verás. Él lo ha dicho”.

“…mientras profetizaba, se escuchó un ruido que sacudió la tierra, y los huesos comenzaron a unirse entre sí. Yo me fijé, y vi que en ellos aparecían tendones, y les salía carne y se recubrían de piel…y el aliento de vida entró en ellos; entonces los huesos revivieron y se pusieron de pie. ¡Era un ejército numeroso! ”. (Ezequiel 37:7-10).

¡Dios convirtió los huesos secos en un gran ejército!

¿Dónde estás ahora? ¿Dónde te prometió el Señor que estarías?

¿Estás confiando en Él en medio de tu valle?

Quizás solo eres huesos secos en este momento… sin tendones ni piel. Pero, vivirás. El soplo de Su Espíritu está en camino y te levantará otra vez.

¡Dios te levantará otra vez!

No permitas que tu situación actual te diga que estarás seco por siempre. No será así.

¡El soplo de Su Espíritu ya viene!

¿Lo escuchas?


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s