El día que conocí a Christine D’Clario

De oídas había oído hablar de ti,
pero ahora te veo con mis propios ojos. 

Job 42:5

Me pasó la primera vez que vi a Christine D’Clario.

 Lo recuerdo con la claridad: 1ero de abril de 2012.

Había escuchado mucho de ella, pero no estaba del todo familiarizada con su música, su historia o su creciente influencia en América Latina. Solo me sabía dos de sus canciones. En serio. Solo dos. 

548146_10150629162787551_650502467_n
Christine D’Clario (2012)

El grupo de adoración de mi Iglesia, que sí la conocía bien, la invitó a uno de nuestros servicios dominicales. Llegué súper temprano para conseguir un buen puesto, ¡y me alegro mucho de haberlo hecho!

 Fue increíble. Todo.

 Sus canciones, su testimonio, su pasión.

 En medio de la adoración, mis lágrimas fluían como un río. Incontenible. Inagotable. La sublime presencia de Dios me arropó por completo.

 Me buscó con Su amor… y me encontró, me hizo pedazos y me armó de nuevo.

Cuando llegué a mi casa, me arrodillé en mi cuarto y le dije a Dios:

 

Si alguna vez quieres usarme para algo,
quiero que sea para algo así de genuino.
No quiero fingir. Quiero que sea así de real.

 

Porque después de haber vivido una auténtica experiencia con Dios, decidí que nunca quería ser parte de algo menos que eso.

 Es fácil hablar de Dios. Escribir cosas que parezcan correctas. Grabar videos que suenen bien.

 “Él te ama y te perdona”, “Sus planes son mejores que los nuestros”, “Su presencia es lo más importante”. He ido a la Iglesia por años. Me conozco todas las frases. Podría hacer posts el resto de mi vida acerca de ellas incluso sin sentirlas, pensarlas o vivirlas.

 Pero, no quiero eso. Quiero que sea tan real como ese 1ero de abril.

 Quiero hablarles a las personas de ese Dios que te toca y te transforma para siempre, pero con la base de que lo hizo por mí primero.

Me da fatiga la sola idea de pensar que puedo hablar de un camino que no sigo. De una vida que no vivo; o repetir frases solo porque otros las repitieron antes de mí.

 Este es el anhelo de mi corazón: ser tan genuina como me sea posible. No quiero escribir de un lugar en el que no he estado. De un Dios al que no conozco. De un Jesús al que no sigo.

 Solo una experiencia real con Él nos marca la vida, y mi oración es que juntos podamos ser el canal a través del cual esas experiencias puedan fluir y alcanzar a otros; y que nunca llegue el día en que nos conformemos con menos.


3 thoughts on “El día que conocí a Christine D’Clario

  1. Saludos u bendiciones Natacha.

    Dios es bueno en todo tiempo, El no llega antes ni después, llega en el momento justo. También recuerdo ese día con clmo si fuera ayer, porque fue un día donde Dios no sólo toco, sino que marcó muchos corazones dejando una huella imborrable y eterna, a través de un corazón sencillo, humilde y hecho pedazos ante su Creador.

    Para muchos ese día significó un antes y un después. No había alternativa ni marcha atrás, para otros pocos, quizás fue normal, pero Dios no iba a perder la oportunidad de cautivar corazones 💕 a traves de un corazón ❤️ hecho pedazos ante El.

    El no busca corazones arrogantes, altivos, orgullosos y soberbios…. El busca corazones que le digan a el: “Este o está soy yo mi Señor, con errores, con imperfecciones y defectos” No tengo nada que ofrecer sino esté imperfecto corazón, tómalo en tus manos y hazlo como el tuyo Padre Bueno.

    Ella con un corazón así, que no le importa mostrarse tal y como es, ha sido un canal y una herramienta muy útil en las manos del maestro para traspasar otros miles de corazones más… Eso es lo que Dios necesita, más corazones rendidos a El para cautivar está humanidad…..

    Saludos y bendiciones….

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s