Entrevista a Susan May Warren

A principios de este año, Dios cumplió un sueño que tenía desde hace mucho: entrevistar a una de mis autoras favoritas en el mundo, Susan May Warren.

Susan May Warren
Susie para los amigos 😉

Quizás nunca lo hayas notado, pero, durante el tiempo que estado en este blog, he escrito mucho sobre su trabajo.

Entre otros libros, destacan para mí los de la saga de la Familia Christiansen. Tantas lecciones, tantas risas y tantas frases increíbles se ganaron mi corazón y me hicieron una admiradora de las historias tan increíbles que crea esta autora.

Susie se tomó el tiempo de hablar conmigo vía Skype desde su casa en Minnesota, y eso es lo que conversamos: separador1. Natacha: ¿Cuál es la mejor parte de ser una escritora? ¿Cuál es la más difícil?

Susan May Warren: La mejor parte de ser escritora es que tienes oportunidad de crear personas increíbles y ponerlas en situaciones increíbles. Por ejemplo, ahorita estoy escribiendo una novela en la que los protagonistas acaban de quedar varados en una isla desierta y deben encontrar el modo de sobrevivir. Así que, hoy estuve algunas horas viendo programas de supervivencia y he investigado un poco acerca del tema. Amé ponerlos en esa situación para descubrir qué harán al respecto. De alguna forma, estoy viviendo mi propia aventura, aunque todo está en mi cabeza, ¿cierto?

Para mí, esa es la mejor parte. Me encanta pasar todo el día escribiendo y realmente involucrarme con la historia.

La parte que no amo es cuando aquellos que escriben reseñas y que no les gustan mis historias dejan comentarios hirientes respecto a ellas. Está bien que no les gusten, eso puede pasar; y no digo que jamás debería recibir una reseña negativa, pero algunas de ellas rompen un poco mi corazón.

De vez en cuando, puede que entre en un sitio web y quizás vea que alguien escribió algo que no es cierto acerca de una de mis historias. A veces, me gustaría hablar con esa persona y decirle: “no, espera, yo no quise decir eso” o “sí es correcto lo que investigué”; pero normalmente no puedo tener esa conversación, así que solo debo respirar y repetirme a mí misma que no le dé tanta importancia y que todo estará bien.separador-22. NR: Eres cristiana y tus libros son tu ministerio, ¿cierto? Por eso me pregunto cómo es para ti cuando tienes que escribir, pero no estás en tu mejor momento espiritualmente hablando. A pesar de que estás luchando con algo, se supone que sigas escribiendo, viajando y promocionando tus libros. ¿Cómo manejas eso?

SMW: Bueno, en nuestra vida hay desafíos, ¿verdad? Usualmente, cuando estoy atravesando una época difícil, sé que, más que nunca, necesito pasar tiempo con Dios en la mañana.

No sé si escuchaste al respecto, pero el año pasado mi mamá murió; fue un tiempo muy difícil para mí. Me costó escribir todas las novelas que me correspondían para ese año, porque tenía un gran dolor en el corazón.

Realmente, tuve que decirle a Dios: “Tú conoces la lucha que tengo en este momento. Debo lidiar con esta tristeza, seguir cuidando a mi familia y escribiendo libros”.

Luego le dije: “Quédate conmigo hoy. Hoy es todo lo que necesito. Solo dame la palabra que me ayudará a hacer todo lo que debo hacer hoy, todo lo que me has encomendado para este día”.

Luego, simplemente viví un día a la vez.separador-23. NR: Sin embargo, en esos momentos en que no te sientes del todo bien, pero todavía debes sonreír y animar a otros, ¿en ocasiones no te dan ganas de rendirte?

SMW: Sí, Natacha. A veces, siento que no estoy en mi mejor momento. Estoy malhumorada o siento que la vida es difícil. He estado en ese lugar en que el peso es muy grande y sé que no irradio el gozo del Señor.

Pero, creo que encontramos la respuesta  en tus mismas palabras: cuando nos enfocamos en nosotros mismos, podemos percibir esa presión en el interior. Tú hablas de animar a otros y, para mí, esa es la clave.

Debemos detenernos y preguntarnos a nosotros mismos: “¿Qué es lo que Dios quiere que les diga a otros? ¿Qué verdad Él quiere que hable?”. Tú tienes verdad, yo tengo verdad. En mi caso, yo me aferro a esa verdad y sé que así estoy en la dirección correcta. Por eso, le pido al Señor que me ayude a manejar el día que tengo que vivir y a alcanzar a otros con la verdad que Él me ha entregado.

¿Y sabes qué es genial? Mientras escribo, la verdad que estoy dejando en mi historia o aquella que estoy compartiendo con alguien más regresa a mí y me fortalece. Si estamos animando a otros, estamos en el camino indicado; y siempre le podemos pedir a Dios que nos haga conscientes de que Él está con nosotros.

Si miramos hacia adelante y tratamos de resolver todo, nos sentiremos abrumados por la vida. En cambio, es bueno decir: “Dios, te necesito hoy. Ayúdame con este día”. Tarde o temprano, mirarás hacia atrás y pensarás: “¡Increíble! Estoy mucho más lejos de lo que pensé”.

Ha habido momentos en mi vida en que he estado llorando y digo: “Dios, no tengo fuerzas para escribir hoy”, y Él dice: “no te preocupes. Yo te ayudo. No tienes que ser la que escribe. Yo lo haré. Solo tienes que aparecerte y tipear”.

– Amé eso último con todo mi ser ❤separador-24. NR: Susie, tú eres muy conocida ahora y tienes una gran influencia en lectores como yo. Sin embargo, estoy segura de que también hubo un tiempo de pequeños comienzos para ti, cuando la gente todavía no conocía tu trabajo. ¿Cómo manejaste ese tiempo en que no podías ver “éxito” en tu ministerio? ¿Qué consejo podrías darle a aquellos que justo ahora se sienten decepcionados o atrapados en los pequeños comienzos?

SMW: Desde un principio e incluso ahora, no veo las cosas de manera. Lo más importante para mí es la conexión que tengo con la gente, como mi amistad contigo y con otros lectores a través de Internet. Si mis libros solo alcanzaran a 5 personas e impactaran sus vidas, eso para mía sería verdadera ganancia. Yo nunca quise ser famosa. Solo quise hacer lo que Dios me mandó. Solo quise convertirme en la mejor escritora que pudiera ser para Su gloria; luego, le entregué a Él los libros y le dije: “Haz lo que quieras con esto, Señor”.

Fui misionera por 10 años antes de convertirme en escritora. Eso estuvo en mi corazón primero. Así que, al principio, para ser honesta contigo, ni siquiera pensé en publicar mis historias. Solo escribí porque me sentí llamada a hacerlo. Cuando publicaron mi primer libro, tuve que sentarme y preguntarle al Señor: “OK, ¿qué clase de autora voy a ser?”. Oré al respecto y pensé: “Voy a ser alguien que alcance a otros y se preocupe por ellos”, porque ese era mi propósito al escribir libros. Estaba tratando de crear historias que animaran a alguien más en el camino.

Respondo personalmente mi email. No respondo todos los correos, pero trato abarcar tanto como me es posible;  las personas se toman el tiempo de escribirme y para mí es muy importante esa conexión uno a uno, que me permite animar a otros en su andar en la fe. Eso es lo que he sido llamada a hacer, y uso mis libros con ese fin. Por eso, si fueran 10 personas, eso igual sería genial.

Más o menos así es como lo veo y pienso que, cuando estás iniciando un proyecto, necesitas preguntarte: “¿Estoy siendo obediente con aquello que Dios me ha dicho que haga?”. Si se supone que escriba un libro, “¿estoy escribiendo el libro?”. No te adelantes demasiado y comiences a pensar en los resultados, porque no sabes cómo será. No sabes cómo va a bendecir a otros. Pero, si eres obediente capítulo por capítulo, puedes estar seguro de que Dios usará tu obediencia y hará algo con ella. No tienes que saber lo que será, pero, en manos de Dios, ten la certeza de que será algo bueno. Solo mantente enfocado en el  paso que debes dar. Un día, mirarás hacia atrás y dirás: “wow”.

Nunca tuve amigos empresarios. Jamás tuve una gran meta. Solo escribí una historia y luego la siguiente historia. No estoy diciendo que esa es la mejor manera de hacer las cosas; solo digo que es la manera que funcionó para mí y fue la que me trajo grandes satisfacciones.separadorQuizás no has leído los libros de esta autora, pero me parece bastante probable que algo de lo anterior te haya ayudado de alguna u otra manera.

Puedo ver el corazón de Susan May Warren en cada uno de sus libros, pero esta entrevista me confirmó mucho de lo que pensaba acerca de ella: es humilde, genial y tiene una corazón enorme. Agradezco infinitamente a Dios que me haya regalado esta oportunidad.

Por aquí te dejo las redes de Susie:

TwitterFacebook

Nos leemos pronto 😉


2 thoughts on “Entrevista a Susan May Warren

  1. 😍 me bendijo muchooo. Sigue adelante naty❤

    El 18 sept. 2017 7:21 a. m., “Mi Baile Perfecto” escribió:

    > Natacha Ramos posted: “A principios de este año, Dios cumplió un sueño que > tenía desde hace mucho: entrevistar a una de mis autoras favoritas en el > mundo, Susan May Warren. Susie para los amigos ;)Quizás nunca lo hayas > notado, pero, durante el tiempo que estado en este blog, h” >

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s