El regalo de ser diferente

Ser uno mismo debe de ser una de las cosas más difíciles de hacer en el mundo.

Es complicado porque, si lo haces correctamente, tus elecciones no coincidirán perfectamente con lo que los demás están haciendo. Significará que mientras unos van a la derecha y a la izquierda, tú abres un túnel debajo de la tierra, y nadie va contigo.

Aterrador.

Como parte de nuestra naturaleza, a los humanos nos gusta sentirnos acompañados en lo que hacemos. Todos queremos sentir que no estamos solos en el camino que hemos escogido.

El hecho de que haya otra persona haciendo como nosotros les da cierta credibilidad a nuestras decisiones.  “Por lo menos no soy el único” nos da fuerzas para seguir.

Aplica para todo: la comida que nos gusta, la carrera que escogimos estudiar, nuestros pasatiempos y todo lo demás. Es como si necesitáramos el permiso de otros para abrazar nuestra propia identidad.

Por eso, cuando nuestras elecciones son radicalmente diferentes al común, cuando nadie va en la misma dirección que escogimos, es absurdamente difícil permanecer firmes.

Me di cuenta de esto porque en las últimas semanas he tenido que luchar mucho conmigo misma para ser fiel a quien soy. En el seminario, empecé mis estudios con un grupo de estudiantes internacionales. Tenemos en común que estamos cursando la misma maestría y todos venimos de otro país.

A pesar de nuestras culturas tan diferentes, todos comenzamos en la misma línea de partida: las mismas materias, las mismas tareas, el mismo pensum académico, el mismo amor por Dios.

Entonces, si yo quería comenzar a leer uno de los libros asignados, pero la mayoría estaba trabajando en alguna otra tarea, yo me cuestionaba si quizás debía estar haciendo lo mismo.

Durante mi primer semestre me comparé en todo. Si me quedaba un poco rezagada, pensaba que quizás debía hacer un poco como los demás.

Cuando inscribimos las materias para el nuevo semestre, si tenía algo diferente al resto, cuestionaba lo que había hecho.

No quería hacer diferente porque no estaba segura de que mis decisiones realmente iban a funcionar. Quería ir a la derecha o a la izquierda como los otros, no abrir un túnel.

Sin embargo, estoy intentando algo diferente esta vez. Con diligencia, estoy procurando tener el valor suficiente de escoger lo que de verdad quiero sin importar lo que los demás hacen.

Por ejemplo, una de mis amigas más cercanas decidió cambiar uno de sus cursos en el último minuto. Hasta ese momento, todas nuestras materias estaban iguales, pero surgió la posibilidad de ver una clase que casi nunca está disponible.

Ella me habló de este curso y de lo maravilloso que sería aprender sobre ese tema. Sonaba muy bien, pero yo no quería cambiar lo que tenía inscrito.

Luché en mi interior.

Una parte de mí insistía en que me estaba perdiendo de algo al no hacer como ella. Sin embargo, esta otra parte de mí, esa que estoy aprendiendo a escuchar, decía con claridad: “Eso está bien para ella. Es su decisión. Pero, yo no debo hacer como ella hace. Debo hacer como yo hago”.

Solo hay una como yo en el mundo y quiero saber qué es lo que una persona como yo puede hacer. Jamás descubriré adónde puedo llegar si todo lo que hago es seguir a los demás.

No tengo que hacer como otros. No tengo que escoger lo que otros escogen. No tiene que gustarme lo mismo que a mis amigos más cercanos. Yo soy diferente, y eso está bien. Hay una maravillosa bendición en permitirnos ser quienes somos, y quiero esa bendición para mí.

Esta es mi meta desde hoy y para siempre: quiero ser la persona que Dios hizo en mí. Quiero amar lo que amo y apasionarme por lo que me apasiona. Mi personalidad y mis sueños son los regalos que mi Creador me dio, y mi plan es vivirlos a plenitud.

Natacha Ramos


4 thoughts on “El regalo de ser diferente

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s