De paseos y la presión de cambiar el mundo

 “Allie”, dijo con su suave y cálido tono paternal, “un día vas a morir”. Lo miré confundida. “Y vas a llegar a las puertas del cielo y Jesús va a salir a tu encuentro allí. Te va a dar la bienvenida, te tomará de la mano y te dirá: ‘Allie, de verdad hiciste mucho por mí. …