Quedarse

Huir o permanecer, el gran dilema de la vida, presente hasta en los detalles más simples. Aquí hay un ejemplo que seguro te resulta familiar: Hay varias filas para llegar a un lugar determinado y procuras con atención escoger la más corta y/o rápida posible. Normal y natural. Eres humano. Simplemente, tendrías que estar loco para …